Home > News and Events > Research News > Research press releases in Spanish > Astrónomos detectan la estrella mas fría

Astrónomos detectan la estrella mas fría

Main Content

Filed under:
20 April 2012
Red orb against starry background.

Representación artística de una enana marrón. Crédito: R. Hurt/NASA.

Astrónomos, utilizando el radio telescopio más grande del mundo localizado en Arecibo, Puerto Rico han descubierto resplandecientes emisiones de radio provenientes de una estrella  ultra-fría, no mas tibia que el planeta Júpiter, rompiendo el record previo existente para la temperatura estelar más baja en la cual ondas de radio podían ser detectadas.

El equipo del Departamento de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Penn State y el Centro para Exoplanetas y Mundos Habitables ha estado utilizando el telescopio gigante de 305 metros (1000 pies) para buscar señales de radio frecuencia de unos objetos conocidos como "enana marrón." Estos son estrellas pequeñas y frías que sirven de eslabones entre planetas gigantes similares a Júpiter y normales pero masivas estrellas  que fusionan  hidrógeno. Este equipo de astrónomos obtuvo el premio mayor con una estrella conocida como J1047+21, una enana marrón que se encuentra a 33.6 años luz de distancia en la constelación Leo y que podría aumentar las probabilidades de descubrir vida en algún otro lugar del universo.

Matthew Route, un estudiante graduado de Penn State y autor principal de este descubrimiento, dijo, "Este objeto es la enana marrón mas fría jamás detectada con radio frecuencia -- tiene apenas la mitad de la temperatura que la estrella que sostenía el record previo, haciéndola solo 5 veces más caliente que Júpiter."

Four spheres of differing sizes, with part of sun showing for comparison.

Representación artística. El Sol, una enana roja, una enana marrón, una enana marrón similar a J1047+21, y el planeta Júpiter. Crédito: NASA/IPAC/R. Hurt (SSC)

Esta nueva estrella es mucho más pequeña y fría que nuestro Sol. Tiene una temperatura de superficie no más alta que la de un planeta gigante, y un tamaño comparable a Júpiter. Es apenas  detectable en luz visible. Sin embargo las emisiones de radio detectadas desde Arecibo muestran que  posee un campo magnético fuerte, implicando que eso mismo puede ser cierto para otras estrellas similares.

Alex Wolszczan, quien dirige este proyecto, dijo, "Esto es realmente un descubrimiento excitante. Esperamos que en el futuro podamos detectar enanas marrón aun mas frías, y posiblemente (“con la misma técnica”), planetas gigantes alrededor de otras estrellas."

La posibilidad de que planetas calientes jóvenes girando alrededor de estrellas sean detectados de la misma manera -- debido a que aún mantienen campos magnéticos fuertes -- tiene implicaciones en las oportunidades de encontrar vida en algún otro lugar de la Galaxia, explico el Dr. Wolszczan. "El campo magnético de la Tierra protege la vida en su superficie de partículas dañinas que provienen del viento solar. Conociendo si los campos magnéticos planetarios son comunes o no a través de la Galaxia, ayudará en nuestros esfuerzos para entender las probabilidades de que puede existir vida mas allá de nuestro Sistema Solar."

El descubrimiento de radio frecuencia proveniente de J1047+21 aumenta dramáticamente la ventana a través de la cual los astrónomos pueden estudiar las atmósferas e interior de estas diminutas estrellas utilizando la detección de radio frecuencia de sus campos magnéticos como una herramienta. Según la temperatura de esta enana marrón, su atmósfera debe estar compuesta de gas neutral, la cual normalmente no emitiría señales de radio frecuencia como las detectadas. La energía para impulsar esas señales es más probable que proviene de campos magnéticos  profundos en la estrella, similar al campo que protege la Tierra de partículas peligrosas de gran energía. Por medio del monitoreo de las emisiones de radio frecuencia de J1047+21, los astrónomos podrán decirnos cuan estable se encuentra el campo magnético a través del tiempo, y, de la duración de las emisiones, pueden inferir el tamaño del emisor.

Los resultados fueron publicados en la edición de Marzo 10 de Astrophysical Journal.

 

[ Robert Minchin / B K K ]

Traducción: Tony Acevedo y Héctor Hernández

Document Actions

Share this page: |
Filed under: