Home > News and Events > 2013 News > Restos de una estrella destruida descubierta en la Vía Láctea

Restos de una estrella destruida descubierta en la Vía Láctea

Main Content

Filed under:
15 March 2013

Esta imagen procesada de los restos de supernova G306.3-0.9 combina observaciones de rayos X de Chandra (azul), datos de infrarrojo adquiridos por el Telescopio Espacial Spitzer (rojo y cian) y observaciones de radio (morado) del Australia Telescope Compact=Este enfoque más amplio sitúa G306.3-0.9en contexto con regiones de formación de estrellas en el hemisferio sur de la constelación de Centauro. Observaciones de rayos X de Chandra (azul), datos de infrarrojo de Spitzer (rojo, cian) y observaciones de radio (morado) del Australia Telescope Compact=Restos de una estrella que explotó fueron descubiertos en nuestra galaxia, la Vía Láctea, por un equipo de científicos que incluye astrónomos de la Universidad de Penn State. El “residuo de la supernova” fue descubierto durante un estudio de rayos X extenso de las regiones centrales de nuestra galaxia con el satélite Swift de la NASA, para la cual, operaciones científicas y de vuelo son controlados por Penn State desde el Centro de Operaciones de Misión en el campus de University Park.

Esta imagen de rayos X del Telescopio Swift fue tomada el 22 de Febrero del 2011como parte de la Inspección del Plano Galáctico. Los puntos en la imagen indican donde los rayos X golpearon el detector. A pesar de esta corta exposición de 8.5 minutos, el parche circular extendido de G306.3-0.9 destaca. La imagen es de 25.5 minutos de arco de ancho. Crédito: NASA/Swift/Stefan Immler
Esta imagen de rayos X del Telescopio Swift fue tomada el 22 de Febrero del 2011como parte de la Inspección del Plano Galáctico. Los puntos en la imagen indican donde los rayos X golpearon el detector. A pesar de esta corta exposición de 8.5 minutos, el parche circular extendido de G306.3-0.9 destaca. La imagen es de 25.5 minutos de arco de ancho. Crédito: NASA/Swift/Stefan Immler
El nuevo objeto clasifica entre los restos de supernova más jóvenes conocidos en la Vía Láctea. Los astrónomos estiman que la explosión de una supernova ocurre una o dos veces por siglo en la Vía Láctea. La onda de explosión expansiva y restos estelares calientes se disipan lentamente por cientos de miles de años, eventualmente mezclándose y convirtiéndose indistinguibles del gas estelar. Al igual que nuevas pruebas en una escena de crimen, residuos jóvenes de supernova proveen a los astrónomos la mejor oportunidad para comprender la naturaleza de la estrella original y los detalles de su fallecimiento.

Restos de supernova emiten energía en todo el espectro electromagnético, desde radio asta rayos gamma, y pistas importantes pueden ser encontradas en cada banda de energía. Observaciones de rayos X figuran prominentemente en el descubrimiento de movimiento de los escombros en expansión, su contenido químico, y su interacción con el medio ambiente interestelar, pero residuos de supernova se desvanecen en luz de rayos X después de 10,000 años. En efecto, solo la mitad de los conocidos en la galaxia de la Vía Láctea han sido detectados por rayos X.

En Febrero 22 del 2011, Swift fotografió una zona de estudio cerca de la frontera sur de la constelación de Centauro. Aunque nada inusual surgió en la exposición ultravioleta, la imagen de rayos X reveló una fuente extendida y semi-circular parecida a un residuo de supernova. Una búsqueda de los datos archivados reveló contrapartes en imágenes infrarrojas de Spitzer y en datos de radio de un telescopio en Australia.

Para investigar más a fondo el objeto, el equipo siguió con una exposición de 83 minutos utilizando los rayos X del Observatorio Chandra de la NASA y observaciones de radio adicionales.

Los científicos determinaron que la onda expansiva de la explosión está moviéndose por el espacio a una velocidad de alrededor 1.5 millones de millas por hora. Las observaciones de Chandra revelan la presencia de hierro, neón, silicio y azufre a temperaturas que exceden los 50 millones de grados Fahrenheit, un recordatorio no sólo de las energías involucradas sino también del papel que la supernova juega en la siembra de elementos pesados en la galaxia, ​​producidos en los corazones de las estrellas masivas.

[ Katrina Voss ]

Traducción: Christian Pastor


Document Actions

Share this page: |
Filed under: